+34 604385587 info@treslex.es

驴C脫MO SE CALCULA LA PENSI脫N DE ALIMENTOS QUE DEBO ABONAR TRAS EL DIVORCIO?

C贸mo se calcula la pensi贸n de alimentos que debo abonar tras el divorcio, constituye la principal cuesti贸n controvertida en la mayor铆a de tales litigios, unas veces de forma directa y otras enmascarada en la disputa por la custodia de los hijos menores. No ser铆a exagerado afirmar que en un 70-80 % de esos asuntos, la falta de acuerdo sobre la cantidad que debe abonarse en concepto de pensi贸n se erige en el principal obst谩culo para que las partes o los letrados alcancen un acuerdo.

EL C脕LCULO DE LA PENSI脫N DE ALIMENTOS: UNA CUESTI脫N CONTROVERTIDA

La fijaci贸n de la cuant铆a de la pensi贸n alimenticia en los procesos de familia se viene efectuando conforme a lo previsto en los art铆culo 93 y 146 del C贸digo Civil.

El Tribunal Supremo tiene establecido que la determinaci贸n de la cuant铆a de las pensiones en los procedimientos de separaciones, divorcios y parejas no casadas con hijos menores debe realizarse en base al denominado 鈥渏uicio de proporcionalidad鈥 que menciona el precitado art铆culo 146, el cual se帽ala que:

鈥淟a cuant铆a de los alimentos ser谩 proporcionada al caudal o medios de qui茅n los da y a las necesidades de qui茅n los recibe鈥

Es decir, el importe de la pensi贸n se cuantifica en consideraci贸n a dos magnitudes que han de predeterminarse previamente: el caudal o medios de qui茅n ha de abonarla y las necesidades de qui茅n la recibe; fijadas esas premisas, la pensi贸n ha de guardar una adecuada relaci贸n o proporci贸n directa con ellas: a mayores ingresos del alimentante o necesidades del alimentista corresponder谩 una pensi贸n m谩s alta, y m谩s baja si esos par谩metros son menores.

EL PROBLEMA DE LA FIJACI脫N INICIAL DE LA CUANT脥A

El problema se plantea en el supuesto del art铆culo 146, es decir en la fijaci贸n inicial de la pensi贸n, dada la dificultad de realizar un juicio de proporcionalidad o comparativo cuando no est谩 prefijado el denominado 鈥渇actor de proporcionalidad鈥 o regla que determina cual es la correlaci贸n que ha de existir entre los dos t茅rminos de la comparaci贸n: caudal/medios/necesidades por una parte e importe de la pensi贸n por otro.

El propio Tribunal Supremo es consciente de la dificultad de hablar de proporci贸n sin que se conozca el factor que la predetermina, y pese a que sigue utilizando mayoritariamente el concepto de 鈥渏uicio de proporcionalidad鈥 en esta parcela del derecho, ha ido introduciendo en algunas sentencias otras denominaciones para referirse a la adecuada relaci贸n que ha de existir entre los t茅rminos de la comparaci贸n. As铆 habla de 鈥canon de proporcionalidad鈥  o de 鈥principio de proporcionalidad鈥.

Aunque la prueba m谩s palpable de que se habla de un juicio de proporcionalidad imposible de realizar en sentido estricto es que en numerosas sentencias termina reconociendo que, en realidad, el razonamiento que el juez debe efectuar para fijar la pensi贸n, m谩s que de proporcionalidad, es un juicio de equidad, y, por tanto, discrecional.

No es preciso anticipar las consecuencias que se generan para el sistema judicial de la aplicaci贸n de esa conclusi贸n jurisprudencial: miles de jueces aplicando su personal criterio de equidad en cientos de miles de procesos de familia, criterio que, a su vez, ser谩 revisado por varias decenas de Audiencias Provinciales en las que cada magistrado puede entender ese debido equilibrio entre los elementos de la proporci贸n de otra forma, que, a su vez, los varios magistrados de la Sala 1.陋 del Tribunal Supremo pueden estimar acertado o no. La confusi贸n est谩 servida.

PRINCIPALES PROBLEMAS QUE SUSCITA LA JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO PARA EL C脕LCULO DE LA PENSI脫N DE ALIMENTOS

Entre los problemas que suscita la jurisprudencia del Tribunal Supremo rese帽ada en lo relativo a c贸mo se calcula la pensi贸n de alimentos en procesos de familia estar铆an los siguientes:

1. Genera inseguridad jur铆dica, pues no ha conseguido establecer una forma de cuantificar las pensiones que haga previsible la respuesta del sistema judicial en esta parcela tan relevante de los conflictos/procesos de familia.

2. Remite a la discrecionalidad o equidad de los tribunales de instancia la ponderaci贸n de la adecuada relaci贸n que ha de existir entre las magnitudes a que se refiere el art铆culo 146 del C贸digo Civil: caudal y medios/necesidades y cuant铆a de la pensi贸n. Ello deja abierta la puerta, como ya hemos apuntado, a que haya tantos criterios de cuantificaci贸n como tribunales, incluido el del Tribunal Supremo que en determinados casos act煤a como una tercera instancia.

3. La falta de previsibilidad de la respuesta judicial en determinar la cuant铆a de la pensi贸n, fomenta los contenciosos judiciales.

4.  El Tribunal Supremo, sorprendentemente, ignora el sistema de tablas elaborado por el Consejo General del Poder Judicial y aprobado en el Pleno de 11 de julio de 2013 que, con car谩cter orientador, viene siendo aplicado por numerosos juzgados y tribunales de instancia. Precisamente, dicho sistema fue creado para acabar con el principal problema que genera el sistema tradicional de cuantificaci贸n mediante el mal llamado juicio de proporcionalidad: la falta de seguridad jur铆dica por la imprevisibilidad de la respuesta judicial. La ausencia de reconocimiento por el alto tribunal de ese novedoso instrumento de cuantificaci贸n de las pensiones est谩 lastrando su mayor difusi贸n, pese a ser una metodolog铆a claramente mejor que el sistema aplicado hasta ahora, pues supera las claras limitaciones del mal llamado juicio de proporcionalidad.

TABLAS ORIENTADORAS PARA LA DETERMINACI脫N DEL C脕LCULO DE LA PENSI脫N DE ALIMENTOS DE LOS HIJOS EN LOS PROCESOS DE FAMILIA

Tal y como se indica en su Memoria explicativa, las Tablas se elaboraron en base a los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estad铆stica y obtenidos de la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF a帽os 2006-2010) y Encuesta de Condiciones de Vida (ECV a帽os 2006-2010) con aplicaci贸n de las escalas de equivalencia de la OCDE modificada. Esos instrumentos estad铆sticos permiten determinar el coste que supone mantener a uno, dos o m谩s hijos en funci贸n del nivel de ingresos de los progenitores y lugar de residencia del hijo.

De ese coste se han excluido dos gastos: el relativo a educaci贸n y el referido a vivienda. Las razones de esa exclusi贸n son que ambos gastos var铆an mucho en supuestos de rentas similares y distorsionan un r茅gimen de baremaci贸n s贸lo por ingresos.

Conforme ya se advierte en la Memoria explicativa, la utilizaci贸n de las Tablas requiere la previa determinaci贸n de los ingresos netos (no brutos) de cada progenitor y la posible existencia o no de necesidades especiales de los hijos, pues en el caso de que existan 茅stas la cuant铆a de la pensi贸n habr谩 de ser incrementada.

Los ingresos netos salariales se calculan en 12 mensualidades anuales con inclusi贸n prorrateada de pagas extras y cualquier otro concepto que pueda percibirse (pluses de productividad, bonos por objetivos, etc.). En la determinaci贸n de los ingresos netos no se descontar谩n las retenciones de sueldo o anticipos que pueda soportar el perceptor, ni las cargas propias que se atiendan con dicho salario (hipoteca, alquiler) dado el car谩cter preferente de la pensi贸n alimenticia en favor de hijos menores.

EL CAR脕CTER ORIENTADOR DE LAS TABLAS DEL C.G.P.J.

Las Tablas tienen un car谩cter 鈥渙rientador鈥 por lo que respetan siempre la independencia de Jueces y Magistrados, tanto en su uso habitual o no, c贸mo en su aplicaci贸n a cada uno de los casos concretos. Precisamente, como refuerzo de esa premisa se elabor贸 la Tabla 1 que s贸lo hace referencia al coste por hijo, dejando plena libertad en la forma de reparto del mismo.

De lo expuesto se deduce que las Tablas elaboradas por el CGPJ superan las carencias del juicio de proporcionalidad del art铆culo 146 del C贸digo Civil, pues el canon o factor de proporcionalidad necesario para la comparaci贸n viene predeterminado por los datos estad铆sticos, que nos dicen qu茅 parte del presupuesto familiar se dedica habitualmente al sustento de los hijos en las distintas familias, diferenciadas 茅stas por niveles de renta y distribuci贸n geogr谩fica. Por ello, nos permite una mayor facilidad a la hora de determinar c贸mo se calcula la pensi贸n de alimentos que debemos abonar.

Por tanto, y en la mayor铆a de los casos, para determinar c贸mo se calcula la pensi贸n de alimentos, bastar谩 determinar los ingresos de los alimentantes para poder realizar un juicio de proporcionalidad en sentido estricto.

LA NORMALIZACI脫N DE LA CUSTODIA COMPARTIDA

En TresLex Abogados te explicamos todos los criterios que rigen para que se acuerde la custodia compartida. Cons煤ltanos tu situaci贸n sin compromiso.

DIFERENCIAS Y SIMILITUDES ENTRE PAREJAS DE HECHO Y MATRIMONIOS

Aunque tengan similitudes, las parejas de hecho y los matrimonios presentan diferencias que debes conocer. Te lo explicamos con detalle.

R脡GIMEN DE VISITAS DE LOS ABUELOS

En TresLex Abogados te ayudamos a resolver los problemas existentes con el r茅gimen de visitas de los abuelos. Ll谩manos y cons煤ltanos tu situaci贸n.

Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia m谩s relevante recordando sus preferencias y visitas repetidas. Al hacer clic en \\\\\"Aceptar\\\\\", acepta el uso de TODAS las cookies    M谩s informaci贸n
Privacidad